Una nova revolució de la ment (3/4). Més enllà de la democràcia dels capitals

Tercera part: l’activació de la consciència

Antonio Orbe escriu sobre la consciència:

La conciencia es subjetiva, sus contenidos pertenecen a la la persona y sólo ésta los conoce.  Ser consciente es tener algo en la mente. La conciencia también es referida como auto conciencia, conciencia del yo. Esta conciencia del yo o metaconciencia (soy consciente de que soy consciente) parece más bien un contenido especial de la conciencia ya que esta abarca todos los contenidos mentales.

En bona mesura, ser conscient és portar a la memòria records antics o moderns. Què fa el cervell per generar consciència, quines estructures cerebrals estan implicades en la consciència? És el que podríem dir-ne la ciència de la consciència. D’ençà que el filòsof René Descartes va establir el dualisme ment-cos, el debat roman. ¿Són dues coses distintes la ment i el cervell? ¿Com quelcom físic com el cervell, genera quelcom no físic com la ment? ¿Què és quelcom tan immaterial com el pensament?

Més encara, de l’únic que podem estar segurs és que som conscients. “Penso, llavors existeixo”, va dir Descartes. Busquem les correlacions neurals de la consciència, fem ciència de la consciència i ja arribaran les soluciones: la solució del problema fàcil portarà la solució del difícil. Sigui com sigui, la consciència és un dels grans misteris de la ciència moderna.

Un atribut essencial que complica sobre manera l’estudi de la consciència és la subjectivitat. Ningú té accés als meus continguts mentals. La paradoxa recau en què desitgem fer ciència objectiva de quelcom en essencial subjectiu. De manera que podem narrar la nostra experiència en primera persona, però la ciència treballa des de la tercera persona.

Ese “ponerse en el lugar del otro” es vital en las sociedades humanas y a la vez sumamente adaptativo. Saber lo que piensa el otro es es una ventaja tanto si quiero competir como si pretendo colaborar. Herramientas de estudio de la conciencia:

  • La primera de todas es la introspección: escuchar el flujo de nuestros pensamientos.
  • Otra herramienta primordial es la conducta.
  • La neurociencia actual proporciona nuevos métodos de estudio, lo que llamamos neuroimagen.
  • Otro método es la medición directa de las neuronas con electrodos.

El cerebro es modular y funciona en paralelo. Muchas áreas cerebrales están trabajando a la vez, en paralelo. La conciencia es a su vez altamente ineficiente comparada con el resto de procesos inconscientes.

Filosofía de la conciencia: El primero es lo inmaterial, la “res cogitans” y el segundo es lo material, la”res extensa”.Esta división entre el mundo material y el inmaterial estableció el dualismo que persiste hasta nuestros días.

¿De qué forma algo material como el cerebro genera algo inmaterial como la conciencia? Algunos filósofos han planteado que la conciencia es una dimensión del universo como el tiempo y el espacio y que existe de forma independiente. La conciencia requiere una determinada complejidad biológica y viceversa, los seres biológicamente complejos somos conscientes.

¿La conciencia se deriva de la mecánica cuántica y puede ser explicada por ella? No parece probable. Del mismo modo que las propiedades de una molécula como el agua no pueden explicarse acudiendo a las propiedades de sus componentes, oxígeno e hidrógeno, sino que emergen al combinarlos, la mente emerge de la complejidad de los cerebros.

La mente es el cerebro en funcionamiento. Las ciencias biológicas han dado cumplida respuesta a estos fenómenos sin necesidad de invocar tal espíritu de la vida. Existen otros ejemplos como la luz o el sonido. las ondas electromagnéticas no causan la luz, sino que son la luz misma.

Múltiples indicadores nos llevan a pensar que la conciencia es una cuestión de grado, se puede ser más o menos consciente. En ciencia, el ideal es encontrar causas y efectos. Pero en su defecto se buscan también correlaciones.

Uno de los experimentos más usados y concluyentes es el de la rivalidad binocular. El sujeto nunca ve una mezcla de las dos imágenes sino una alternativa y a veces horizontales.  Esto ha llevado a distintos autores a formular la hipótesis de la coalición de neuronas responsable de las rayas verticales proyectadas en el ojo derecho y otra coalición de distintas neuronas proyectadas en el ojo izquierdo. Ambas compiten en una selección darwiniana y la coalición ganadora es consciente siendo la perdedora inconsciente. Segundos después el balance se puede invertir y la ganadora y consciente pasar a ser perdedora e inconsciente. Con el tiempo llegó la división del trabajo. Los individuos se especializaron y sólo se dedicaron a la tarea que mejor dominaban. Son neuronas excedentes. Como los miembros de una comunidad liberados de las tareas cotidianas y dedicados al pensamiento, un gran número de neuronas excedentes están disponibles para funciones relacionadas con el pensamiento.

La conciencia es extremadamente útil y ha permitido todos los logros de la humanidad. Es muy cara para su poseedor ya que consume muchos recursos biológicos y es el culmen de la evolución. Gracias a la conciencia realizamos tareas para las cuales no fuimos genéticamente programados como escribir una ópera o levantar un edificio. Permite los experimentos mentales y algo esencial para la supervivencia, simular el futuro. Y quizá gracias a ella logremos desvelar el problema más complejo al que se enfrenta la humanidad: el misterio de la conciencia.


Aquest article és la tercera part d’una sèrie. Aquí podeu trobar la primera part. Una segona part. I ben aviat podreu llegir la continuació.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *